1/7/16

La esposa de Lopérfido, Lopérfido y los "artistas militantes"


Hubo otros tiempos donde Lopérfido no vigilanteaba a los artistas que trabajaban en medios estatales como lo hace hoy, adjudicándoles conductas ideológicas que sólo podían ser producto de contratos, nunca del pensamiento. Mucho menos de sentimientos.

Esmeralda Mitre, de la familia de los dueños de La Nación, es actriz y trabajó en un capítulo de la serie "Cuentos de Fontanarrosa" que hacía en la TV Pública la productora "Compatriotas" de Coco Sily y Daniel Araoz. Era 2007.

No creo que su convocatoria por parte de los productores -que no ocultan para nada su pertenencia al peronismo- tenga que ver con otra cosa que no sea lo estrictamente artístico.

Dificilmente Araoz y Sily hayan pensado en cooptar a Esmeralda para el peronismo porque, se sopecha, a ella el dinero no sería una de las cosas que le estaría faltando, como también se la sospecha como una -mínimo- no peronista

Pero supongamos que si. Que los productores querían "comprar" el pensamiento de la actriz. ¿De cuánta plata tendríamos que hablar? ¿Por cuánto Esmeralda Mitre hubiese adherido al peronismo en la gestión anterior?

Yo no logro imaginar la cifra ni mucho menos lo ridículo que implica esto de ubicar a la gente entre "compradores" y "comprables".

Y así como no imagino a esta muchacha, me cuesta muchísimo imaginar a otros en esa posible escena que brutalmente prodría resumirse así: "Vas a poder actuar acá y cobrar esta guita; lo único que queremos es que seas peronista o hables bien de nosotros" 

¿Por qué algunos son catalogados como sanguinarios militantes rentados que sólo están tras la moneda, y a partir de ahí pueden adherir o no a un gobierno?

¿Por qué no prueban de contratarlos (tienen gente de mucha guita en el gobierno) para cualquier cosa a ver si piensan lo mismo de hoy o lo que se les diga que tienen que pensar?


Es muy pobre, agresivo y violento el argumento "a esto lo hacés por guita". Más que definir a otro lo que hace es definir a quien lo utiliza.

Invito a que vean "Una playa desierta", el capítulo citado, que es un muy buen cuento de Fontanarrosa y está muy bien representado.