28/7/16

Dos amigos útiles de Cambiemos: Perotti y Schiaretti


El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el senador santafesino y ex candidato a gobernador, Omar Perotti, se reunieron ayer en Córdoba, en un encuentro con fuerte señal política de cara al 2017.

La excusa fue la ley de maquinaria agrícola y autopartes que impulsa Perotti que recibió media sanción en el Senado, y ahora el legislador busca respaldo político para que se apruebe en Diputados. En ese escenario, Córdoba junto a Santa Fe, son las provincias con mayor producción de maquinaria agrícola en el país.

Sin embargo, el cónclave tiene su lectura en la arena política. Ambas provincias son un territorio complicado para Cambiemos en las elecciones legislativas del próximo año, y ante la ausencia de figuras electorales fuertes, la fuerza gobernante no descarta dejar jugar a los “peronistas confiables”.

En el caso de Perotti, no tiene responsabilidades de gestión, pero sí es uno de los que mejor imagen e intención de voto tiene en su provincia. Como el santafesino descartó ser un candidato testimonial en 2017, el macrismo piensa en el ex intendente de Rafaela para la gobernación de 2019.

Este esquema no lo ubicaría a Perotti dentro de Cambiemos, pero sí podría gozar de algunos beneficios de la Casa Rosada para que su triunfo sea una realidad y se transforme en un gobernador “amigable”, lo que no sucede con el actual mandatario socialista Miguel Lifschitz.

En cuanto a Córdoba, el macrismo deberá luchar el próximo año mano a mano con el peronismo gobernante en la provincia y, algo que es muy probable, contra la figura de José Manuel De La Sota. En ese contexto, si el gobierno nacional no llega a una tregua con Unión por Córdoba, puede sufrir una derrota dura en la provincia mediterránea, y es un riesgo que no desean correr.

Schiaretti y Perotti son parte del “peronismo amigable” que le interesa al macrismo, por eso el encuentro de ayer trasciende las fronteras de una ley y se instala en los análisis políticos y electorales de la actualidad.

De por acá