14/3/16

Se rompió el "peronómetro"


Que los Kirchner no ponen la imagen de Perón y Evita en los actos. Que no los nombran. Que no ponen la marcha peronista.

Y así. Muchas más. Mucho tiempo muchos compañeros pensaron el peronismo como una religión en la que sólo estaba permitido adorar estampitas. Querían mucho más esas imágenes que el pensamiento y, más que nada, la acción de Perón y Eva. Y esas eran las críticas a Néstor y Cristina.

Repetian de memoria el catecismo de las 20 verdades, por más que la charla fuese sobre si se comía con vino tinto o blanco. "Mejor que decir es hacer, y..." aburrían a cada rato sin advertir que Néstor y Cristina sólo hacían y no se la pasaban diciendo que era lo que iban a hacer.

Malas noticias muchachos. Un presidente de los EEUU viene a explicarles lo que a lo mejor todavía no entiendieron: Los de Néstor y Cristina fueron gobiernos extremadamente peronistas.

Esto que acaba de suceder puede ser comparado con "Nuestro pero momento llegó con los Kirchner" del dictador Videla.

Busquen otra forma de medir. Acaba de quedar inutilizado para siempre el peronómetro. En el futuro, tal vez, alguien pueda lograr que se hable así de alguien, siempre y cuando haga las cosas en favor de quienes las tiene que hacer y no de los EEUU.

Barack Obama: "Las políticas del gobierno de Cristina Kirchner fueron sistemáticamente antiestadounidenses"
¡Gracias Barack!