11/3/16

Nosotros ya tenemos bastante como para que nos carguen a Rosatti

¿Fue intendente de Santa Fe por el peronismo Rosatti?
¡Si, cómo que no!
¿Fue Convencional Constituyente por el peronismo Rosatti?
¡Pero claro que sí, cómo que no!. Ahí lo conoció Cristina. Lo consideraba un joven brillante.
¿Fue Ministro de Néstor Kirchner Horacio Rosatti?
Si. Un año justo y lo echó.
Como sea. Rosatti es peronista y además tuvo otros cargos por el peronismo.
Como dice el Compañero Moreno nosotros somos muy amplios. Un liberal, mientras hace bien los deberes, puede hacer y ser cualquier cosa dentro y en nombre del movimiento. Ahora para decir que es peronista hay que ser muy pero muy flexible, más que amplio.
Rosatti no es un gorila.
No. Dije liberal, ni siquiera dije que era de derecha. Es un liberal.

Es un muchachito brillante. Lo sentás a escribir un libro sobre derecho y en una de esas es el mejor. Lo que se dice "un bicho de laboratorio".

Ahora, para trabajar, dicen que es un poco tímido, y agregan: digamos que no llega a vago o atorrante, pero le pega en el palo. Otros opinan que ocupa mal su tiempo y citan la anécdota según la cual cuando era ministro en la nación fue sorprendido varias veces en su despacho por el propio Néstor mientras le dictaba la redacción de un libro a una secretaria.

Dicen también, sin que nos conste como todo lo que se publica en este blog, que hubo una empresa que resultó muy favorecida en Santa Fe durante el gobierno de Reutemann. Contruyó la cárcel de Piñero, la de Santa Felicia y realizó reformas en la carcel de Coronda. Si mal no recuerdo por aquellos días se decía que los dueños de esta empresa, de la que olvidé el nombre, eran compadres del candidato de M*cri a la Corte Suprema. Tampoco me consta esto.

Algunos maledicentes indican que cuando quiso replicar esto en su paso por el ministerio de justicia de la nación fue cuando Néstor kirchner lo mandó de vuelta.

Durante la gestión como intendente (95-99) fueron procesados integrantes de su gabinete, Juan Brema, secretario de Servicios Públicos, Diego Gómez, ex director de Transporte, cuyas causas quedaron en el olvido de la prensa, y tal vez de los jueces.

Con estos dos ejemplos bastaría para decir que la idea de su paso cristalino y pulcro por la administración pública debería ser por lo menos repensada.

Yendo a lo que vinimos. Rosatti fue todo eso por el peronismo. Quienes lo trataron no pueden afirmar que sea un tipo peronista. Por favor no nos carguen a Rosatti en la mochila. Hoy es el candidato de M*cri a la Corte.