6/11/15

Yo sí tengo miedo

La gente de la Alianza Cambiemos era de hablar poco. Sólo se dedicaban a anunciar generalidades. No pasaban del "Queremos que todos en la sean felices"; "Lo importante es que los argentinos nos pongamos de acuerdo en políticas de estado"; "Queremos dialogar con todos los sectores"; "No está bien que haya pobres", etc. Casi como fue aquella gran campaña de Binner que nos decía que quería "Un País Normal".

En tiempos de campaña electoral casi siempre es más lo que no se dice. Esa es la única ventaja que le encuentro al haber llegado a la instancia de un Balotaje contra Macri. Ya no puede decir generalidades y tiene que explicar qué y cómo va a hacer las cosas, más allá que se lo nota tratando de escaparse de eso todo el tiempo.

Macri y quienes lo rodean nos asustan, nos dan miedo. Cada vez que hablan y explican mínimamente sus políticas (paso a hablar de mi casi en un tono egoista) a mi me da miedo.

Cuando hablan de abrir las exportaciones para que entren al país productos importados a mi me da miedo que mucha gente que conozco se quede sin trabajo. Cuando hablan de devaluación tengo miedo por mis ingresos y los de mis compañeros (esos mismos que hoy se quejan de pagar impuesto a las ganancias). Cuando hablan de que no se pueden subir más las jubilaciones, tengo miedo por mi viejo. Tengo miedo de muchas cosas más.

Y son las ideas -como también la historia o trayectoria- de estos muchachos que hoy compiten contra nosotros los que me dan miedo. Yo tengo miedo. No me pidan que cuando me dicen que "las paritarias son un concepto fascista" me ponga contento o no me angustie porque se entiende que no quieren eso. Eso es imposible alegrarse así o hacer como que no pasa nada. Me da miedo.

Creo que el "Elegir nunca fue tan fácil" que utiliza Agustín Rossi es muy clarito. Bienvenido el balotaje si sirvió para que los muchachos del PRO hayan dejado de lado las generalidades y expliquen, aunque sea un poco, el país al que nos quieren llevar que a mi modo de ver, si llegamos a eso, implicaría pérdida de derechos, soberanía, y por sobre todo una retracción de la política para dar paso a poder de los grupos concentrdos. Tengo miedo.
Este debería ser el verdadero logo de la Alianza