19/11/15

Latinoamérica vota por Scioli

Entre todos los datos duros que ofrece la campaña con vistas al balotaje del 22-N, uno parece destacarse con fuerza: Daniel Scioli no es Cristina Fernández. Aquél no tiene su obstinación, su carisma ni su oratoria. Pero sí tiene otros atributos de los cuales la presidenta carece, como una mayor apertura y capacidad de diálogo, cualidades que le son imprescindibles a un presidente surgido de un balotaje y de las cuales tal vez se pueda prescindir si, como fue el caso de Cristina, se accede a la primera magistratura con el apoyo del 55% de los votos en una elección general.

No obstante lo anterior, si bien son dos dirigentes políticos diferentes, con aspectos elogiables y criticables en ambos casos, el proyecto de país es el mismo: un país soberano jurídica, económica y tecnológicamente; que esté cada vez más industrializado; que incluya a la mayoría de la población al circuito económico, social y cultural; un país que también respete y reconozca los derechos de las minorías y que se sienta parte importante de América Latina y la entienda como su espacio de pertenencia. ¿Alguien puede dudar de que ese proyecto incluye tanto a Cristina Fernández de Kirchner como a Daniel Scioli, siendo dos personalidades diferentes?

La respuesta es muy sencilla y se sustenta en dos acciones claras: las visitas a la Argentina de Evo Morales y de Luis Inácio Lula Da Silva en plena campaña electoral. Gracias a esos dos actos contundentes de apoyo a Daniel Scioli podemos entender que la elección en Argentina es clave para el progresismo latinoamericano como un todo. Y es más que entendible. ¿O acaso los que nos consideramos progresistas no entendimos que eran claves las últimas elecciones de Brasil, Venezuela, Chile y Uruguay? ¿Y alguien puede verdaderamente pensar que Tabaré Vázquez y José Mujica son lo mismo; o que Dilma Rousseff y Lula Da Silva son lo mismo; o que Nicolás Maduro y Chávez son lo mismo? Siempre se trató de personalidades diferentes llevando adelante un mismo proyecto de soberanía nacional y continental.  COMPLETO