20/8/15

El principal órgano de control de la provincia quedó en manos del oficialismo y sus mejores amigos

Leíamos en abril en el diario del Loco Lindo la presentación de los vocales propuestos por el Poder Ejecutivo Provincial para el Tribunal de Cuentas:

Quiénes son
Biagioni es contador público nacional y ocupó diferentes cargos durante los últimos gobiernos justicialistas, y en el propio Tribunal de Cuentas. También fue funcionario durante la gestión de Hermes Binner, cuando se desempeñó como Logístico del Ministerio de Seguridad. Actualmente, es asesor del senador justicialista, Armando Traferri (San Lorenzo).

En cuanto a Chavarri, es abogado y está identificado con el Partido Socialista. Ocupó cargos en la Municipalidad de Rosario y fue el fiscal de Estado frustrado de Hermes Binner; el ex gobernador socialista ya lo había anunciado pero por una decisión personal, Chavarri desistió de asumir y ocupó su lugar Jorge Barraguirre. Actualmente, es fiscal adjunto y ello motivó cuestionamientos del Colegio de Abogados. La entidad advirtió que no sería pertinente que quien actualmente es funcionario del organismo que asesora al Poder Ejecutivo en sus actos administrativos, sea quien después los controle desde un organismo como el Tribunal de Cuentas. COMPLETO

El artículo 195 de la ley 12.510 establece quienes NO PODRÁN integrar como vocales el Tribunal de Cuentas.
Ley completa
EL 11 de agosto pasado el gobernador Bonfatti firmó el decreto 2.520/15 por el cual los dos propuestos quedaron designados luego de que no se consiguiera -en dos oportunidades- quorum para tratar en Asamblea Legislativa los pliegos.

En 2008 Binner había dictado un decreto por el que para cubrir estos cargos se iban a realizar concursos. Era el 3.067/08. Bonfatti lo derogó con otro decreto. A través del 1.655/14 se establece un sistema similar al que se da para cubrir vacantes en la Corte Suprema.

Tenemos entonces que hoy los dos vocales del Tribunal de Cuentas de la Provincia que fueron designados por el ejecutivo, con aprobación ficta por parte de la Asamblea Legislativa, están en representación del Socialismo (Chavarri) y los Senadores del PJ (Biagioni) que responden más al gobierno que a su partido. Casi un típico caso de acciones para cubirse en la retirada unos, y asegurarse más beneficios, otros. 

¿Será que Bonfatti y los Senadores "compañeros" sospechan que el Camarada Miguel Lifschitz les está preparando una especie de "Mani Pulite"? Habrá que esperar para saberlo.

Lo que hoy se puede asegurar es que el relato sobre la transparecia del gobierno del FPCyS se desmoronó para siempre y quedó en un simple verso. 


Post relacionado: