20/8/15

Cuando el periodismo hace justicia por lengua propia, o ajena

Ya perdí la cuenta de las veces que en TV leí y escuché títulos como este:
"LO MATARON PARA ROBARLE LA BICICLETA"
Y la verdad que lo que más me sorprende es la rapidez con que el periodismo resulve los casos. 

Muchas veces sin haberse acercado al lugar, desconociendo el barrio donde apareció el muerto y con el único testimonio de un viejo que estaba sentado en la puerta de su casa a la vuelta de la esquina que queda a dos cuadras del lugar en que apareció el cuerpo, y que escuchó a una parejita que venía desde la carnicería donde escucharon que se comentó algo del asesinato. Con eso ya te cuentan "la historia".

¿Y si lo mataron por otro motivo? Ponele que debía una guita. ¿Y si se pasó de vivo con la hermana de uno que no se la bancó? A lo mejor ese lo quiso "ajusticiar" y de paso se llevó las zapatillas... y así, miles de posibilidades que llegan desde el bolazo.

La pregunta obvia es ¿para qué mierda estamos gastando tanta plata en sostener al Poder Judicial si con estos tipos ya tenemos todo resuelto, incluso casi antes que las cosas pasen?

Cuando en el medio de un asesinato aparece la política el panorama se pone más patético. 

Veamos un caso reciente que, estando fogoneado por el Senador Gerardo Morales, encuentra periodistas que replican acríticamente sus argumentos, juzgamientos y sentencias.

Link

Link

Link

Link

Ni hablar de lo que fue el "caso Nisman" ¡Por Dios! La cantidad de barbaridades que ya se dijeron y que se seguirán diciendo.

Lo único que se va a lograr es que sea lo que sea que se resulva en la justicia nadie va a creer; o creerán sólo aquellos cuyas creencias se acerquen más al fallo. A los que sus creencias los dejen lejos seguramente descreerán de la resolución, y por supuesto, tendrán motivos para decir que la justicia es este país no funciona o que está cooptada por el poder político.

No tengo idea de lo que pasó en Jujuy. Lo único que tengo en claro es que no se resuelve con simples "creencias" o prejuicios de clase, sino con certezas y pruebas.

Leamos entonces el comunicado de la Organización Tupac Amarú, que desde el vamos viene a desmentir que la persona que resultó muerta, sea militante de la UCR.

ANTE LA BAJEZA DE LA INFAME CAMPAÑA SUCIA DE LA UCR
 Vamos a realizar solo tres aclaraciones respecto al hecho y luego, para quien se interese, explicaremos los motivos que nos llevaron a no responder a las acusaciones hasta el día de hoy.

1. Gerardo Morales dice que el 8 de agosto hubo un intercambio de amenazas en medio de actividades proselitistas, entre militantes tupaqueros y radicales. Nos llama la atención que el senador admita que ese día militantes radicales se encontraban entregando votos casa por casa cuando regía la veda electoral desde las 8 de la mañana. Nuestros militantes ese día estuvieron abocados a los últimos detalles de la fiscalización de la jornada electoral.

2. Jorge Ariel Velázquez, desde el 17 de enero de 2013, era afiliado al Partido Por la Soberanía Popular, cuya máxima autoridad es Milagro Sala y que integra el Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular.

3. Jorge Ariel Velázquez, desde el 2014, era alumno de nuestra escuela German Abdala, instituto educativo de la Tupac Amaru, que funciona en el barrio construido por nuestra organización en la localidad de San Pedro. Jorge ingresaba cotidianamente al barrio y a la escuela. Muchos de sus compañeros y amigos viven en ese barrio construido por nuestra organización. Si existiera un clima de violencia tal como el que denuncia Morales, podría un militante radical enfrentado a militantes tupaqueros asistir regularmente a la escuela de la Tupac Amaru en el barrio de la Tupac Amaru, habiendo similares ofertas educativas en la zona?

Hasta ahora habíamos decidido, ante todo, por respeto a la familia, no responder a Gerardo Morales quien, en los medios de comunicación el 8 de agosto, nos acusó, una vez más, de un hecho del que nada teníamos que ver. Consideramos entonces imprudente entrar en el juego, perverso, de politizar un lamentable y violento robo a 24 horas de las elecciones. Los poderes del Estado, en este caso la fiscal, fueron contundentes en sus declaraciones y creímos que el comunicado emitido por el Poder Judicial y las actuaciones policiales, serían suficiente respuesta a los falsos cargos que se nos atribuía sin prueba alguna.

Ayer, 19 de agosto, y ante la noticia de la muerte de Jorge nos sorprendimos al leer las declaraciones de Morales en los medios. Jamás pensamos que se pudiera llegar a tal nivel de MISERABILIDAD humana: utilizar la lamentable muerte de un joven como instrumento de campaña electoral. Jamás pensamos que la AMBICIÓN por una gobernación pudiera llevar a una persona a tal grado de BAJEZA. Es en este marco en el que resolvimos emitir este comunicado para demostrar el nivel de CANALLADA con que el Senador expuso el asunto en los medios. Por ello, nos sumaremos al pedido de justicia exigiéndole a la fiscal del caso el esclarecimiento urgente del hecho.

Morales no tiene propuestas para los jujeños y su única campaña es instalar la mentira de la violencia en Jujuy. Cree que gana votos utilizando el dolor y la desgracia de una familia; cree que gana votos generando el enfrentamiento entre jujeños con mentiras, con una crueldad que ya no tiene límites.

El senador Morales sigue ENGAÑANDO al pueblo de Jujuy.
De acá


Esperemos que pronto la justicia pueda encontrar quien fue el responsable del asesinado de Jorge Velázquez, lo enjuicie y, si lo encuentra culpable, le haga pagar. Mientras tanto probemos con no ser tan estúpidos de andar llevándosnos por creencias para estas cosas.