2/5/16

¿Con quién o quiénes conviene confrontar?

Y ahí anda Gómez, mozo de Casa de Gobierno desde 1972, paseándose por los canales de TV contando cómo es Cristina una vez que ya se fue del gobierno, y también cuenta lo diferente que fueron los otros presidentes a los que le tocó atender.

Es curioso que un empleado estatal siga trabajando con 45 años de antigüedad. Debe haber algo raro ahí. A lo mejor tenga que ver con la cantidad de años aportados para jubilarse.

No es que Gómez se tenga que pasar la vida agradeciendo que fue Néstor Kirchner quien regularizó su situacion en el estado y con otros compañeros pasaron a ser personal de planta permanente. Nada de eso. Néstor hizo lo que tenía que hacer.


Traigo a Gómez al blog a raíz de la respuesta que le devuelve Parrilli -con muchísima razón, cómo que no- pero que me genera una pregunta: ¿Es un tipo con el cual pelearse Gómez? ¿Da para que sea Parrilli el que tenga que contestarle a Gómez? ¿No habría que dejar pasar algunas, algo así como hacerse el otario?

Hace un tiempo un compañero, después que yo le preguntara "Che, cómo podemos a estar peleados con a, b y c?", y me decía más o menos esto: "Por cada uno con los que estamos peleados tenemos un cuaderno con 50 hojas de razones para estar peleados y posiblemente tengamos razón en todas. La pregunta que sigue es ¿De qué nos sirve estar peleados si piensan lo mismo que nosotros? Habría que hacer como que algunas cosas no nos molestan".

Tendríamos que redefinir con quien conviene pelearse. Gómez no es Barrionuevo ni el sindicato de gastronómicos (sospecho que hasta debe estar afiliado a ATE o UPCN). Convendría también redefinir quién es el que sale a pelear con quién. Parrilli está para otras cosas, a Gómez debería responderle otro, si es que hay que responderle. No estamos para estas peleas. Parecería que somos nosotros los que no estamos a la altura del conflicto. Así no convencemos a nadie.