14/1/16

¿Militantes de la UCR serían despedidos? La herencia de Tomada


El ministro desigando por M*cri y que la UCR banca más que a uno propio, acaba de decirnos: "Los ñoquis son parte de la herencia. Encontramos un Estado lleno de militantes. Queremos que al Estado no le sobre la grasa de los militantes"

Si tomamos al pie de la letra las palabras de Prat Gay y por un instante nos olvidamos que la UCR es parte de la coalición gobernarte, tenemos que concluir que los militantes del radicalismo que consiguieron un empleo en el estado durante el gobierno de Alfonsín, como también en el de De la Rúa, serán cuestionados y se revisará su situación.

Pero no. No hay que olvidarse que la UCR está siendo gobierno ni un minuto. Tampoco hay que olvidarse que no serán despedidos por su ideología.

Que se hable de "la grasa de los militantes" es simplemente una provocación muy modesta. Casi que hay que tomarla con humor. El ministro habló para los suyos y los de sus partidos: el PRO y la UCR. Es una variante de "planero", "choripanero", etc. Ya pronto la vamos a tomar como propia e identificarnos como se hizo cuando a Néstor se le empezó a decir pingüino o a Cristina yegua.

Habría que detenerse en la parte de "los Ñoquis" (en referencia exclusiva a quienes comenzaron con un trabajo en los últimos 12 años) más allá de ser una formulación discursiva para de justificar futuros despidos (militantes o no), tiene que ver con una situación propicia a los intereses del gobierno que nuestros compañeros le dejaron servida en bandeja a estos muchachos.

Es muy dificil despedir a alguien del estado si está nombrado en planta como corresponde, sin contratos que se renuevan cada año ni nada de cosas raras como "monotributistas prestadores de servicios", o cualquier cosa.

Ahora si vos formás parte del gobierno y tomás compañeros para trabajar y al tiempo no regularizás su situación, estamos en problemas serios. Conocido es el caso en nuestra ciudad de los compañeros de Radio Nacional quienes al día de hoy no tienen garantizada su estabilidad.

Menos conocida es la situación del Ministerio de Trabajo (el ministerio en el que están los sueldos más bajos del estado, además) donde hay trabajadores con más de 10 años de antigüedad y que no forman parte de la planta permanente.

Tomada y Barroetaveña en Trabajo, como Tristán Bauer en Nacional, fueron -para ser delicados- unos pechitos fríos que nunca se la jugaron por ningún compañero trabajador.

Hay más ejemplos en el estado pero estos son los más groseros. ¿Alguien me puede explciar como Tomada y Barroetaveña no pasaron a planta a los compañeros con 10 años de antigüedad? ¿No estaban seguros si eran útiles o no?

Infelizmente les va a ser bastante fácil a estos turros despedir personal del estado por la simple razón que no están en planta, y en caso que estuviesen tienen muy poca antigüedad. Claro está que pueden despedir a cualquiera, pero la piensan un poco más si al que van a despedir tiene más de cinco años porque en trabajador tiene todas las chances de ganarles un juicio y ser reincoporado.

Sea por desidiosos, por pechitos o por mala gente, muchos compañeros le dejaron la cosa muy fácil al nuevo gobierno. Con dejar caer el contrato y no renovarlo ya tienen lugar para colocar a sus propios "voluntarios". Con revisar los que fueron pasados a planta recién el último años y acusarlos publicamente de militantes -aunque en lo formal ni se lo mencione- ya tiene otros espacios libres más y a muy bajo costo en caso que pierdan un juicio por ese despido.

En este sentido hay que aplaudir de pie a la gestión de Barletta y Corral en la municipalidad donde en teoría desde que ellos llegaron sólo se ingresa por concurso. Tan mala suerte tenemos los peronistas que no podemos estar orgullosos siquiera de haber ganado uno. ¡Todos los ganan otros! ¿Será mala suerte? Esos que ganan "concursos" ya son parte de la planta permanente.

Estoy esperando que ante los despidos que ya se vienen produciendo estos compañeros ni siquiera intendeten una autocrítica -que como toda autocrítica nunca pasa más de lo testimonial- sino que se pongan a defender esos puestos de trabajo y a esos compañeros.

Mientras tanto acá abajo les dejo un video en el que puede verse a muchos estatales peronistas yendo a un recital que no tiene nada de grasa.