10/12/15

El primer triunfo que @josecorralSF festeja como propio


La felicidad que tiene por estos días nuestro intendente es realmente envidiable. Nunca se lo vio tan eufórico después de una elección. Ni cuando ganó Binner en 2007, o Bonfatti en 2011.

Voy más allá: La victoria de Mauricio Macri lo tiene increíblemente excitado. Muchísimo más que su propia victoria en la elección que lo llevó a la intendencia de Santa Fe y su posterior reeleción.

Parecería que por estos días está en un estado orgásmico permanente del que no deja de disfrutar ni un segundo, y la verdad que no extraña en lo más mínimo.

Como tampoco extraña que esa alegría la compartan la inmensa mayoría de los radicales, basicamente porque desde hace mucho tiempo son un partido conservador.

Desde este lugar y poniéndonos a hacer un ejercicio a-histórico, de esos del tipo "que hubiese pasado si..." estamos segurísimos que Raúl Alfonsín hubiese sido el primero en aprobar y aplaudir el pacto de la UCR con Macri.

Alfonsín, recordemos, hizo el "Pacto de Olivos" para reformar la Constitución con Menem.

Para justificarse dijo que lo hacía en nombre de la república, las instituciones y porque peligraba la democracia. Exactamente lo mismo que dijo Sanz hace un tiempo atrás.

A cambio Alfonsín obtuvo la aparición del tercer Senador para la segunda minoría en la reforma del '94, el Consejo de la Magistratura, la Auditoría General de la Nación y la instalación de la figura del Jefe de Gabinete.

¡Y ojo! No me vengan con que Sanz fue "el entregador de la UCR" porque las decisiones las toma una Convencción. Sanz no tomó solo la decisión, fue acompañado por la Convención del partido. Claro que fue el que más onda le puso a todo, pero TODOS, o la inmensa mayoría, aprobaron el pacto con el PRO.

A cambio la UCR obtuvo algunos ministerios y secretarías en el próximo gobierno de Macri, más la satisfacción de sentirse parte de una Alianza que derrotó al peronismo, y eso les valdría más que cualquier otra cosa.

Por favor ahórrense el trabajo de venir a correrme con Moreau, el pibe Santoro, o el santotomesino Palo Oliver porque son tres en un millón. No es que la mayoría de los radicales son como ellos. La mayoría es como Sanz, como Cleto Cobos, como Gerardo Morales, como Ricardo Buryalle o Alfonsín Jr.

En los últimos años los peronistas creamos una visión que queríamos ver en los radicales, de gente muy dulce, o no-gorila, que nunca estuvo a favor de ningún golpe de estado, casi angelical que está bien lejos de la realidad. Son en primer lugar anti-peronistas; esa es su escencia. A partir de ahí se sientan a armar algo con cualquiera.

Siguen algunas palabras del actual presidente de la UCR que, no está de más recordar, fue electo por unanimidad por sus correligionarios:

José Corral: "Por su decisión, la presidenta termina su mandato con su peor imagen"
COMPLETO

Al que encuentre una diferencia entre el discurso del PRO y lo que dicen los radicales lo voy a abrazar hasta que se vaya Macri.


PS: Casi se me pasa un comentario. Si alguien no puede hablar (poder pueden, pero como que debería darles un poquito de algo... no se... vergüenza?) de presidentes que se van con la peor imagen, son los radicales. Alfonsín pactó con los carapintadas -Aldo Rico- lo que nos dejó el Punto Final y la Obediencia Debida. Obviamente, también "para salvar la república, las instituciones y la democracia" y para que "la casa esté en orden" pero con una hiperinflación que ni te cuento. Y en el caso de De la Rúa mejor no decir nada, da tristeza.