3/11/15

Miedo, verdades, mentiras, campaña sucia y algunas preguntas


Ninguno de nuestros candidatos se paseó por los medios diciendo cosas tales como que "Patricia Bullrich, en caso de ganar Macri, se haría cargo de la ANSeS"; o que "Macri tiene planeado crear el Ministerio de Sensatez para poner al frente a Elisa Carrió", ni mucho menos que "Miguel Del Sel estará a cargo del Centro Cultural Kirchner, que pasará a llamarse Espacio para la Cultura Hugo Biolcatti, salvo que se nos vaya Santiago Bal antes y ahí le ponen ese". Eso sería hacer campaña sucia, o directamente mentir.

Ese trabajo a ellos se lo hicieron los medios porteños, Clarín, La Nación, Perfil y todos sus opinadores durantes muchos años, más la inestimable colaboración de la pitonisa Carrió, por lo que ahora están sentados recogiendo los frutos de esa campaña de mentiras que generó miedo.

Habría que preguntarse por qué ninguno de los nuestros se prende a bancar las propuestas que Scioli lanzó luego de su victoria de la primera vuelta. Una primera respuesta a las apuradas es que nadie la vivió como una victoria y los del PRO festejaron como siempre haciéndonos sentir los peores perdedores.

¿Por qué nadie sale a explicar los beneficios del anunciado 82% a los jubilados que cobran la mínima? ¿Por qué nadie sale a festejar que sólo van a pagar impuesto a los altos ingresos los que cobren más de $30.000 de bolsillo? ¿Ni que tampoco el aguinaldo va a estar expuesto a esto? ¿Por qué ni siquiera los compañeros a los que les gusta hacerse amigos de las patronales agropecuarias salen a bancar la anunciada baja en las retenciones? Etc.

Está todo muy raro. Los compañeros que salen a militar lo están haciendo por sus propias ganas, más allá de la conciencia militante de cada uno, por el sentimiento de pertenencia, casi volviendo a la tiza y el carbón mientras otros que ya ganaron "sus elecciones" aparecen poco o directamente ya se borraron. Ni hablar de aquellos dirigentes que creen que es optativo hacer campaña y dicen que no la hacen porque nadie los llamó, caso María Eugenia Bielsa (Recordar).

Por supuesto que quienes por estos días están escondidos, luego del triunfo del 22 saldrán a mostrarse. Y no sólo como hacedores de ese triunfo, sino también como garantes de la gobernabilidad futura. 

Mientras tanto parecería que estamos un poquito a la deriva yendo para cualquier lado, o yendo a donde quieren ellos que vayamos. Si algo perdimos es la capacidad de generar agenda.

Mientras tanto invito a que inviten:
Ir a NO ES MIEDO